domingo, 3 de octubre de 2010

De cuando Terscht, Sánchez-Dragó y Dávila babean por Sol esquina Carretas


--> -->
A ellos lo que les gusta es el tintorro de garrafón, el morapio peleón con sabor a mole poblano con aromas de alcantarilla. Puta escoria. Por las noches, salen en bandadas con las braguetas abiertas dispuestos a enseñar el canutillo a quien les eche un piropo retrechero mientras se tocan los huevos en la esquina de Sol con Carretas. Si os dais una vuelta a eso de las cero horas dieciocho minutos os podéis encontrar al Hermann Terscht, al Sánchez Dragó y al Carlos Dávila echando la vomitona después de haberse entrevistado con el Francisco Granados, ya que a la Esperanza Aguirre la molesta mucho el olor a chotuno que despiden esas putas escorias. Eso es lo que pasa: les recibe el Granados, les da la consigna, les pone tibios a etílico del barato, les mete el talón por la entrepierna y les manda a bramar contra todo lo que se pone por delante y, sobre todo, por detrás. Cada uno tiene su papel, y por eso les jode que el otro sea más cabrón que uno mismo, y que además reciba una dosis mayor de insultos y patadas en los huevos por parte de la mafia que mangonea en el gobierno de la comunidad de Madrid, de donde se nutre toda esa chusma. Aguantan lo que les echen, porque si no fueran tan hijos de puta nadie se acordaría de ellos. Viven para la ofensa y la gracieta fascista, disfrutan con la infamia que es lo que les da de comer.
Cuando están como cubas, hacen lo que se les manda, como esbirros que son : ponen a parir a los socialistas, piden que a los sindicalistas les acribillen como al Mono Jojoy (hay que ver la cara de canalla putrefacto, baba incluida y voz aguardentosa, que se le pone al Terscht cuando quiere que a Méndez y a Toxo les pase como al Mono Jojoy), dicen, porque les sale de su mente perversa y criminal, que Jaime de Marichalar es cocainómano, insultan como posesos a los trabajadores, ridiculizan al sastre que le ha pillado al sinvergüenza de Camps con las manos en el pudridero valenciano, se cagan sus muertos con tal de sacar tajada del erario público y de Telemadrid, que les alimenta para que actúen como hienas. Escriben con el culo, son indecentes, vulgares ratas de cloaca…pero viven de puta madre a costa de Esperanza Aguirre que los utiliza como perros de presa. Nunca les oiréis hablar de la corrupción del PP, porque forman parte de ella y de ella se alimentan como aves carroñeras.


2 comentarios:

Miguel Ángel dijo...

Vuesa merced, señor de las Tierras Altas y Vivaces, Don Segismundo de Valonsadero y Medinaceli, se vende muy caro. Qué digo caro, carísimo. Más que paño de Astudillo, que ya es decir.
Precisamente por eso mismo no me cabe que se gaste en tan fútiles asuntos. No merece la pena, caballero en su caballo, que abrace adarga y empine lanza, que luzca espada y se embuta en coraza, para atacar a estos molinos, que eso sólo son, y no gigantes.
Más le vale salir a la conquista de otros imperios, o simplemente seguir disfrutando de sus Tierras de Toda la Vida, Uzbekistan incluido.

Le saludo con todo el merecimiento que vuecencia se merece, y me retiro a mis aposentos, que lo que pase en los madriles no me corresponde a mí, que ya tengo suficiente con lo mío.

dale calor dijo...

¡¡Toma pa que os entereis!!, se puede ser mas fino pero no mas veraz, desde luego que lo que hay en Madrid como lo que hay en caciquismos de por vida (Valencia, hasta hace poco Euskadi, Andalucia, Murcia, Extremadura...)
La alternativa en el poder es la mejor mano del ciudadano
http://dalecalor.blogspot.com